¿Cuándo tienes derecho a un vehículo de sustitución?

Comparte esta noticia

El vehículo de sustitución o también llamado de cortesía le corresponde al conductor si previamente tiene esta cobertura en la póliza de seguro. Hay muchas aseguradoras que pactan con el tomador del vehículo que en según qué situaciones pueden beneficiarse de un coche de sustitución.

Pero siempre hay que tener en cuenta una serie de detalles de lo que viene en la “letra pequeña”. Te contamos cuándo tienes derecho a un vehículo de sustitución y qué requisitos debes cumplir.

Condiciones del vehículo de sustitución 

Si en la póliza tenemos firmado que en caso de accidente o robo tenemos derecho a un vehículo de sustitución, la aseguradora deberá proporcionarnos uno cuando suceda alguno de estos sucesos. Pero hay que tener en cuenta que no siempre ese derecho lo tienes, algunas compañías dejan expresamente plasmado que si el siniestro es culpa de su asegurado, este no tendría derecho a un coche de sustitución. 

También hay que tener en cuenta que el coche de cortesía que te proporciona la compañía de seguros será un vehículo cuyo único fin es el de servirte como medio de transporte. En ningún caso, el coche tiene que ser mejor o igual al que tuvieras. Las aseguradoras suelen disponer de empresas de alquiler de coches que te prestan el que haya disponible en el momento que se necesite.

Entre las condiciones que se pueden establecer para poder acceder a un vehículo de sustitución también se encuentra la edad del conductor, así como su experiencia como conductor.

En algunos casos, las aseguradoras también pueden imponer normas para no superar un número de kilómetros o ciertas limitaciones en cuanto a la circulación.

En el caso de que la compañía no te dispense de un vehículo de sustitución como figuraba dentro de las coberturas firmadas, esta deberá de indemnizar al conductor con una suma de dinero para poder alquilar por su cuenta un vehículo.

Tiempo 

Una vez la compañía compruebe el caso que imposibilita la conducción con tu anterior vehículo y se cerciore de que cumples con los requisitos firmados en el contrato, te otorgará el coche de cortesía. Pero debes saber que el tiempo del que puedes hacer uso de él es limitado.

El tiempo de préstamo del coche de sustitución dependerá del tipo de suceso que haya ocurrido. Por lo general,  si se trata de una avería puedes tener el coche unos tres días. En caso de accidente o de siniestro se puede llegar al mes. En caso de robo, el tiempo de cesión del coche tampoco suele ser más de un mes, salvo excepciones. 

Para saber si tienes derecho a un coche de sustitución, en primer lugar, debes revisar si es una de las coberturas de las que dispones, una vez veas que sí te corresponde un vehículo de sustitución, tienes que saber bajo qué condiciones puedes hacer uso de él: tiempo, kilometraje, etc.  También tienes que conocer que si tienes firmado el derecho a un coche de sustitución y la compañía aseguradora no cumple con lo pactado deberá de indemnizarte. 

NOTICIAS RELACIONADAS